Los motores eléctricos se convierten cada vez más en una alternativa a los motores de combustión en todos los sectores.  La sociedad viene haciendo uso de este desde hace años para tareas sencillas, pero necesitamos cada vez más que, por ejemplo, estos lleguen a propulsar un coche a gran velocidad sin necesidad de estar conectado a la red eléctrica, haciendo uso únicamente de la electricidad almacenada en baterías. Quizás no tengas totalmente claro cómo funciona ni las ventajas que te puede aportar. Te lo explicamos a continuación.

 

¿Qué son los motores eléctricos?

Motor eléctrico Cada vez se habla más de este tipo de motores pero poca gente sabe qué es y cómo funciona realmente. Los motores eléctricos son mecanismos que transforman la energía eléctrica en energía mecánica logrando así el correcto funcionamiento de diversas maquinarias. Cuentan con diversidad de cilindros rodeados de un hilo metálico, llamados bobinas, que son los encargados de generar campos magnéticos que permiten la transformación de la energía.

Estos se componen de diferentes partes y se alimentan a través de fuentes de corriente alterna (AC) o fuentes de corriente continua (CC).

 

¿Qué elementos componen un motor eléctrico?

Los motores eléctricos están compuestos por 5 elementos principalmente:

  • Estator. Es la parte fija del motor eléctrico y el principal pilar de la transmisión de potencia o corriente alterna para el caso de los generadores eléctricos.
  • Rotor.  Es la parte móvil que gira dentro del estator, formado por un eje cuya funcionalidad es soportar un conjunto de bobinas enrolladas sobre unas piezas polares estáticas.
  • Conmutador. Podemos verlo en algunos motores y generadores, y es similar a un interruptor. Cambia la dirección de la corriente entre la parte móvil y el circuito externo con periodicidad.
  • Escobillas. En los motores eléctricos debe haber una conexión fija entre la máquina y las bobinas del rotor. Se colocan dos anillos fijados en el eje de giro, aislados de la electricidad del eje y conectados a la bobina rotatoria. Enfrente encontraremos bloques de carbón que realizan presión mediante unos resortes, estableciendo contacto eléctrico. Estos bloques son las llamadas escobillas.
  • Eje. Es el componente que trasmite el movimiento de rotación del motor para el correcto funcionamiento de la maquinaria.

 

¿Es lo mismo un motor eléctrico que un motor de inducción? ¿Y que un motor magnético?

A la primera pregunta respondemos que sí. Los motores eléctricos también son conocidos como motores de inducción, funcionando por inducción electromagnética, puesto que un campo magnético en la parte fija del motor genera un movimiento en el rotor.

Con respecto a la segunda pregunta, debemos entender bien en qué se diferencian ambos tipos de motores. El motor eléctrico funciona mediante su principal fuente de alimentación, la electricidad, mientras que el motor magnético pretende funcionar por autónomamente, sin ninguna fuente de alimentación. La solución a este problema es la corriente alterna pero de momento únicamente está implantada en los motores eléctricos.

¿Qué ventajas me aporta un motor eléctrico?

  • Tamaño.
  • Peso reducido.
  • Construcción para casi cualquier tipo de maquinaria.
  • Potencia elevada.
  • Alto rendimiento.
  • No emite sustancias contaminantes.

Conoce los tipos de motores eléctricos existentes y descubre qué motor eléctrico se adapta más a tus necesidades haciendo clic aquí.